DRENAJE PERCUTÁNEO DE LA VÍA BILIAR

¿QUÉ ES UN DRENAJE PERCUTÁNEO DE LA VÍA BILIAR?
Es un procedimiento miniinvasivo de diagnóstico y tratamiento que se realiza, bajo anestesia, en pacientes con enfermedades que producen obstrucción de la vía biliar. Es diagnostico porque puede identificarse la causa y el sitio preciso de obstrucción y terapéutico porque puede resolverse en el mismo acto quirúrgico .
Se denomina percutáneo porque se realiza por punción a través de la piel utilizando pequeñas incisiones.
¿QUIÉN REALIZA ESTOS PROCEDIMIENTOS?

Los efectúa un médico intervencionista. Estos profesionales están formados en la práctica de distintos procedimientos miniinvasivos entre los que se encuentran los drenajes biliares. Utilizan las imágenes (radioscópica, ecografía) como guía guía para ubicar los drenajes o prótesis.
¿CÓMO SE REALIZA UN DRENAJE?
Para realizar este procedimiento es necesario contar con un equipo de diagnóstico por imágenes (rayos x, ecógrafo) que sirva como guía al médico intervencionista para orientar la aguja dentro del hígado.
Luego de la anestesia, se realiza una punción con una aguja muy fina en el hígado y, retirando y avanzando lentamente la aguja, se tiñe de contraste iodado el árbol biliar.
Una vez ubicada la vía biliar, el intervencionista utiliza una serie de materiales específicos para localizar la obstrucción y poder colocar el catéter.
¿CUÁNTOS TIPOS DE DRENAJES HAY?
Hay tres tipos de drenaje.
Los drenajes externos son los que se colocan cuando no puede atravesarse una obstrucción. Deben permanecer siempre conectados a una bolsa por donde va a salir la bilis.
Los drenajes interno-externos son aquellos que se colocan traspasando las obstrucciones. Llegan al intestino y, por lo tanto, son más fisiológicos (la bilis recorre su camino normal) y, con un dispositivo especial, pueden cerrarse otorgando mayor confort.
Los drenajes internos son prótesis metálicas, que pueden colocarse desde el comienzo o luego de un drenaje como los descriptos anteriormente, según cada paciente.
¿POR QUÉ SE REALIZA ESTE PROCEDIMIENTO?
Los drenajes se efectúan para aliviar los síntomas producidos por una obstrucción biliar ICTERICIA – PICAZON – FIEBRE – DOLOR
¿SE NECESITA INTERNACIÓN?
Se realiza una internación breve, para un control más estricto en las primeras horas luego de efectuado el drenaje. Generalmente, el alta se otorga en las primeras 24 o 48 hs. posteriores al procedimiento
¿ES NECESARIA UNA PREPARACIÓN ESPECIAL?
Deben efectuarse los estudios pre quirúrgicos de rutina, suero y vacuna antitetánica y permanecer en ayunas, ni agua, por espacio de 8 horas. Debe concurrir al sanatorio con todos los estudios previamente solicitados
Si usted ya se encuentra internado el personal del sanatorio se encargara de la preparación.

¿ESTOS PROCEDIMIENTOS TIENEN COMPLICACIONES?
Como todo acto quirúrgico, los drenajes percutáneos tienen potenciales compilaciones: hemorragia, infección, pancreatitis o dolor en el sitio del catéter.
Generalmente su incidencia es baja, y pueden resolverse con tratamiento médico.
¿QUÉ DEBO HACER PARA EVITAR LA OBSTRUCCIÓN DEL CATÉTER?
Mantener el catéter cubierto con una gasa o apósito, realizar una curación diaria con cualquier antiséptico de uso local alrededor del mismo, observar que el catéter permanezca derecho y sin tensión y no tirar el catéter.
Si usted tiene le catéter conectado a una bolsa: debe vaciarla diariamente o dos veces por día, de tal manera que no pese y permanezca limpia, si lo desea, puede cambiar la bolsa por una de uso ambulatorio, le permitirá mayor confort para desplazarse.
Anotar diariamente la cantidad de líquido recolectado si usted tiene un catéter cerrado con una llave, mantenerlo fijo al cuerpo con tela adhesiva.
USTED DEBE LLAMAR A SU MÉDICO CUANDO:
Tenga fiebre, sienta escalofríos o dolor, cuando la colocación de la piel sea amarillenta, cuando te tironee el catéter o se produzca la salida accidental del mismo.